Claves para mejorar 8 problemas frecuentes de los niñ@s con TDAH en la escuela

pencils-colors-colors-white-background

¿Qué hacemos si se levanta a menudo?

– Anticipar la norma: “sólo se levantará quien haya acabado, quien tenga dudas que levante la mano y yo me acerco”.

– Concretar entre profesor y alumn@ una señal privada para recordar la norma (por ej. un guiño, un gesto de la mano, etc.)

– Asegurarnos que ha sacado todo el material y lo tiene dispuesto en la mesa (por ej. lápices, cuaderno, libro, etc.)

– REFORZAR la conducta adecuada (cada vez que esté sentado): por ej. con una sonrisa, decirle lo bien que lo hace, dibujarle una cara en la mano, darle una pegatina, etc.

– Ofrecerle un cargo de responsabilidad, según la cual deba levantarse, por ej. ir a secretaría por folios, repartir las actividades, borrar la pizarra, etc.

– Debemos reforzar minutos sentado, valorar cada pequeño paso.

– Cuando lo encontremos excesivamente nervioso, plantearle la posibilidad de ir al baño aunque se debe acordar con antelación el tiempo fuera de clase.

– Proponerle al comienzo tareas cortas que supondrán períodos cortos de tiempo que el niño debe de estar sentado.

– A través de la ayuda del compañero-tutor, éste puede tener una señal con el niño para recordarle la norma de estar sentado.

– Intentar evitar castigar sin recreo, ya que el recreo puede se el lugar idóneo para que el niño pueda moverse y liberar su energía.

¿Qué hacer si interrumpe constantemente?

– Ofrecer la norma en un lugar visible, incluso apoyado por una imagen.

– Pactar con el niñ@ señales silenciosas como recordatorio de las cuales los compañeros no sean conscientes.

– Reforzar la conducta adecuada cada vez que se aproxime a ésta.

– Ofrecerle recordatorios de la conducta e ignorarlo en ocasiones (para evitar el reforzamiento como llamada de atención).

– Pactar una interrupción, dar un tiempo para interrumpir (por ej. ahora tienes 1 minuto para interrumpir todo lo que quieras), así como posponer ese tiempo.

– Fomentar la participación del alumno en clase, dejándole un tiempo para sus comentarios, de este modo tendrá una menor necesidad de interrumpir constantemente.

¿Qué hacemos si molesta a los compañeros de clase?

– Sentarlo junto con un compañero menos activo.

– Cambiarlo cada cierto tiempo de compañero.

– Hablar con el compañero sobre los sentimientos que genera la situación.

– Ofrecerle un lugar en clase donde pueda estar sólo , “un lugar tranquilo”.

– Elogiarle de forma positiva cuando trabaje correctamente.

– En caso de situación de conflicto aplicar el tiempo fuera “volverás con tu compañero cuando trabajes en silencio”.

– Enseñar pautas al compañero para que pueda ayudarlo (por ej. ignorarlo cuando éste actúe llamando la atención, etc.)

– Explicar en la clase el concepto de diversidad, donde cada uno explicará semejanzas y diferencias respecto al resto, de este modo se nombrarán las dificultades del niño, así como sus fortalezas.

¿Qué hacer si pierde el control (por ej. chilla, desafía, etc.)?

– Si pierde el control totalmente, retirarle del aula.

-Si el niño/a desafía, inicialmente se pueden dar otras alternativas (por ej. está bien, si no quieres dibujar, escríbelo), en caso de que no dé resultado, no entrar en su juego, mantenerse firme (por ej. después hablamos, ignoramos sus comentarios y continuamos con la actividad).

-Posteriormente se habla en privado, explicándole las consecuencias y proponiendo alternativas.

-Tiempo fuera si es preciso: tres advertencias; se levanta y se mantiene de pie al lado de la silla, de pie al final de la clase y sólo en la tercera abandona el aula.

– Recordarle en positivo todos aquellos momentos en lo que se comportó de forma adecuada.

– Recordarle las estrategias consensuadas que llevará a cabo sobre autocontrol (por ej. contar hasta 10, apretar una pelota, etc.).

–  Reforzar de forma positiva el buen comportamiento en el aula.

– Explicar al resto de los compañeros la forma de comportarse ante estas situaciones, evitando el reforzamiento inadecuado de dicha conducta.

¿Qué hacemos para reducir el nerviosismo?

-Reforzar en todo momento la buena conducta.

-Ignorar algunas conductas inadecuadas menores (por ej. ruiditos, movimientos, etc.)

-Permitirle un alivio para la tensión física (por ej. rayar una hoja, borrar la pizarra, beber agua, etc.)

-Intentar prever momentos claves que sabemos que pierde fácilmente el control.

– Cuando esté muy nervioso, mandar al alumno a realizar alguna actividad física que conlleve una responsabilidad (por ej. ir a secretaría teniendo en cuenta que debe subir y bajar varias escaleras).

– Recordarle su lugar “para estar tranquilo” en clase y acudir a él en este momento.

– Encargarle una actividad que suponga cierta concentración y distraerse (por ej. ordenar la biblioteca), y reforzarle por ello.

¿Qué hacer para aumentar la tolerancia a la frustración?

–Adaptar las expectativas escolares, sociales y familiares a las características del alumnado, y de este modo posibilitando el éxito en la tarea.

–Aumentar poco a poco el nivel de exigencia.

–Transmitirle expectativas positivas.

– Exponerlo de forma gradual a situaciones frustrantes continuas.

–Prevenir la frustración en situaciones sociales.

¿Qué hacer para mejorar las relaciones sociales en clase?

–Ayudar al alumno a entender e identificar las señales sociales de su entorno.

–Ayudarle a analizar las consecuencias de sus actos.

–Fomentar las relaciones con sus iguales, a través de trabajos en grupos, con diferentes compañeros.

–Entrenar en resolución de conflicto.

– Aprender alternativas ante situaciones concretas, trabajando siempre sobre situaciones reales, de éste modo será más fácil la generalización.

–Reflexionar y enseñar elementos expresivos, receptivos e interactivos de la comunicación, para aprender a ajustar el lenguaje en las relaciones sociales.

– Afianzar el entrenamiento en habilidades sociales con apoyo visual.

– Poner en práctica lo aprendido tanto en situaciones reales como a través de role playing, valorando cada situación.

– Enseñar a los alumnos sobre la diversidad, explicando las dificultades de cada niño y sus fortalezas, formentando la integración en el grupo.

¿Qué hacer para aumentar la autoestima?

–Utilizar la comunicación asertiva y la empatía (a través de dibujos, vídeos, imágenes, etc.)

–Procurar que sienta proximidad afectiva, potenciando las relaciones interpersonales: a través del juego, en grupo, etc.

–Ayudar al alumno que conozca sus fortalezas y debilidades.

–Mejorar la integración en el grupo.

–Cuidar el lenguaje que utilizamos (por ej. torpe, tonto, etc.)

–Asignar un rol positivo y adecuado dentro del grupo.

–Anticipar las consecuencias de las conductas.

–Evitar castigarlos y criticarlos públicamente.

– Evitar las etiquetas, hablando con él sobre sus “dificultades”.

– Reforzar cada pequeño paso, aunque no haya llegado a la meta.

A TENER EN CUENTA:

– Si además de escucharlo verbalmente, tiene un apoyo visual, lo recordará mejor.

– No sólo se puede extinguir una conducta castigándola, si no también reforzando la conducta opuesta.

– Si le decimos “te portas mal”, el niño no entenderá qué debe mejorar. Hablemos con él sobre comportamientos concretos que no son adecuados (por ej. hacer ruidos en clase), y proponerle alternativas de mejora.

– Cambia la visión, el niñ@ con TDAH NO realiza éstos problemas de forma intencionada, NO puede controlarse, pero PUEDE APRENDERLO CON TU AYUDA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s