Los herman@s de los niñ@s con TDAH: los grandes olvidados

img204u

¿Cómo crees que se siente el hermano/a?

  • No entienden nada.
  • Desplazado/a.
  • Celoso/a.
  • Triste.
  • Agobiado/a.
  • Impotente.
  • Estresado/a.
  • No saben cómo tratar al hermano/a afectado/a.
  • Es la persona que pasa más tiempo con el hermano/a afectado/a.
  • Suele tener mala relación con el hermano/a afectado.

¿Contamos el diagnóstico de TDAH al hermano/a?

Ante ésa duda tenemos que plantearnos, ¿Cómo te sentiste cuando conociste el diagnóstico? ¿Empezaste a actuar de otra forma? Normalmente las familias al conocer el diagnóstico actúan de forma diferente, entienden que la conducta no es intencionada, “lo hacen sin querer”, por lo que la visión del niño/a suele ser más positiva.

¿Qué contamos respecto al diagnóstico al hermano/a?

  • No es necesario hablar de etiquetas, si no de dificultades.
  • Adaptar el lenguaje si es un niño/a y utilizar metáforas y cuentos.
  • Deben conocer sus dificultades para poder entenderlo, y de esta forma no castigarle por sus síntomas.
  • Aprender cómo deben relacionarse con él.

Algunos ejemplos de metáforas

Para explicar la lentitud excesiva en su vida diaria: Imagínate que tú y el hermano sois dos medios de transporte. Tú hermano/a (el afectado) es un camión muy grande súper chulo y tú eres un coche. Ambos tenéis una carga de oro de igual valor. El traslado a la ciudad debe ser a través de una autovía. El camión deberá ir a 80 km/h, mientras que el coche irá a 120 km/h. Ambos, camión y coche llegan al mismo destino y tienen igual valor, pero cada uno a su ritmo.

Para explicar la inquietud motora: Imagínate que coges una mariposa que se mueve mucho, y la coges de la mano, por mucho que se le indique que se esté quita o la agarras, se escapará volando. A tú hermano/a le ocurre algo parecido a ella le gustaría, pero le cuesta moverse, y como la mariposa, siempre está volando.

Para explicar la falta de autocontrol: Tu hermano/a (afectado) sería como si fuera un coche (se le explican lo chulo que son los coches y se le recuerda si se ha montado alguna vez en una atracción de coches locos). Él es como si fuera un coche sencillo como un SEAT,  con los motores de un FERRARI, y los frenos del  SEAT, por lo que le cuesta controlarse.

Para explicar los altibajos emocionales: ¿Recuerdas la última vez que nos montamos/vimos una montaña rusa? A tu hermano/a es como si cada día se montara en una montaña rusa y no se pudiera bajar, tiene sus subidas de días más contento y días más triste. Pero cada día es diferente, y eso puede ser muy chulo, y podemos disfrutar mucho de él.

¿Qué podemos hacer para mejorar la relación entre herman@s y que el hermano/a no afectado se encuentre mejor?

  • Debemos establecer reglas de disciplinas muy claras y equitativas para todos los miembros de la familia, tratando al niño según sus fortalezas. Hay que ser justos con cada niño, con independencia de sus necesidades adicionales. Por lo que en la economía de fichas se puede incluir al hermano/a, siendo las conductas objetivo la mitad fáciles de conseguir para uno de los hermanos/as, la mitad fáciles de conseguir para el otro, con el fin de motivarlos en la tarea propuesta.
  • Los padres deben explicarles las consecuencias de las peleas y las agresiones a ambos. Normalmente las culpas suelen repartirse, no siempre el hermano/a afectado es el culpable, por lo que las consecuencias pueden plantearse a ambos (por ej. por pelearos os quedáis sin televisión durante una hora).
  • No tomar partido hacia ninguno. El objetivo no es buscar culpables, para pelear se necesitan dos y por lo tanto la llamada de atención será todos los implicados, debiendo escuchar cada una de las partes.
  • Evitar los castigos físicos porque nos convertiremos en modelos, los cuales reforzamos la idea que con la agresión física se solucionan los problemas.
  • Esperar a que la situación se tranquilice para hablar con cada uno de los implicados al respecto y reconocer sus sentimientos, cuando la situación se haya calmado. En especial el hijo/a afectado/a suele ponerse más nervioso en dicha situación, por lo que se puede agravar su comportamiento, además las dificultades en la expresión oral es frecuente en estos niño/as.
  • Tener paciencia y hablar con calma al solucionar el conflicto. No debemos olvidar que los papás son el ejemplo.
  • Intentar evitar hacer comparaciones,  solo sirve para agrandar más la rivalidad entre hermanos y afectar a su autoestima.
  • Pasar un tiempo con cada hijo/a a solas. Sabemos que es difícil, pero hay que intentar pasar tiempo con cada niño a solas de manera regular, aunque sólo sea una hora a la semana o media,  ya que así se evitará el resentimiento entre ambos.
  • Elogiar las actitudes positivas. Ésto supondrá que se repitan más a menudo.
  • Enseñadle a fijarse también en los muchos momentos buenos que seguro que pasa con su hermano/a afectado, así le será más fácil identificarlo.
  • Separar el trastorno del hermano/a. El problema es el trastorno, no el hermano/a.
  • No hablar constantemente del hermano afectado.
  • Cuando penséis que el hermano/a puede necesitar quejarse, ponédselo fácil y hacerle ver que entendéis cómo se siente, incluso si no podéis cambiar nada, es muy recomendable que se sienta que lo comprendéis.
  • Aprender a escuchar y aceptar las emociones negativas. ¿Cómo estás? ¿Cómo te sientes? Podéis intentar hablar todo ésto al final del día en la cama. No es malo sentirse triste, tiene derecho a sentirse triste, pero debe saber transmitirlo para que le podamos ayudar y dicho sentimiento no se alargue en el tiempo.

En mi equipo atendemos al hermano/a en la terapia porque consideramos que tiene un papel principal y debemos escucharle, nos ofrecen una ayuda fundamental, así como mejora la relación entre ambos cuando el hermano/a sabe cómo actuar con el hermano/a afectado y qué le ocurre.

Si crees que necesitas ayuda profesional contacta conmigo.

Anuncios

4 pensamientos en “Los herman@s de los niñ@s con TDAH: los grandes olvidados

  1. Hola que tal,los artículos que tu públicas me son de gran utilidad, porque sinceramente yo me siento muy pérdida y sin saber que hacer mi hijo de 8 años tiene tdah y estoy cansada que en su escuela no lo entiendan por más que se lo explicó al maestro, el piensa que lo sobreprotejovy le exijo un trató preferencial, la cultura en México sobre este tema es casi nula,lo que lo dificulta más, incluso yo realmente no se muy bien que hacer con el en muchos casos, siento que fallo como madre, y más que me separe de mi ex esposo y prácticamente soy madre soltera de tres niños , debo trabajar y eso lo complica aún más, porque es poco el tiempo libre con ellos, es triste ver que sufre y no lo comprenden, y yo como su madre se que tampoco lo ayudó como debería, ojalá me pudiesen facilitar material para trabajar con el y para darle a su Maestro y poderlo ayudar mejor. Gracias de antemano y saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s