Estrategias para fomentar la autonomía en el baño del niñ@ con TDAH

La hora del baño suele ser uno de los momentos más difíciles del día para las familias con un hij@ con TDAH. Supone en muchos casos que el niñ@ tenga que dejar de hacer algo, que en muchos casos le gusta (por ej. ver la TV, jugar a la videoconsola, irse del parque, etc.) para bañarse. Por lo tanto, la hora del baño conlleva una situación de autocontrol, debe dejar de hacer una actividad y empezar una diferente.

Además del cambio de actividad, esta situación supone que la/el mamá/papá le diga en numerosas ocasiones “Tienes que ir a bañarte”, “Báñate ya”, etc., siendo un momento muy estresante para la familia, y momento de discusión.

El niñ@ debería preparar el baño, cogiendo sus cosas (por ej. ropa o toallas), ir al baño, tardar poco y salir. Ésa situación se convierte en idílica para muchas familias, normalmente el niñ@, aunque también adolescente, tarda mucho en parar la actividad anterior e ir al baño, da muchas vueltas porque se le olvidan las cosas que necesita para el baño, tarda mucho tiempo en ducharse, en ocasiones simula ducharse cuando no lo ha hecho, etc. Día tras día ésta situación se convierte en un estresor importante.

Cada hij@, familia, situación, etc. es diferente. Asimismo, espero que las siguientes estrategias generales puedan serles de utilidad:

  • Establecer rutinas. El momento del baño supone un momento más a lo largo del día. Las rutinas son muy importantes para los niñ@s con TDAH, hacer siempre lo mismo a la misma hora, supone realizarlo de forma más automática, por lo que necesita menor autocontrol. Es por tanto recomendable que la hora de la ducha sea parecida a lo largo de la semana.
  • Actividad reforzante después del baño. Si al cesar la actividad previa, se baña, cena pronto, por ej. tiene tiempo para ver sus dibujos favoritos, estar un rato jugando a la play, leer un cuento, etc.
  • Llevar todo lo necesario al baño. Normalmente deberá llevar por ej. el pijama y la ropa interior. De pequeños los padres suelen encargarse de llevarlo al baño. Poco a poco, deberían ellos mismos de realizarlo. Para ello, los papás pueden servir de modelo al principio, “mira lo que cojo, ésto y ésto”, más tarde decirle, “¿qué debería de coger”, etc. Hay casos en que los niñ@s por comodidad prefieren que sus padres se lo cojan, para ello podemos decirle “ve cogiendo las cosas, un momento que tengo que llamar por teléfono, o tengo que coger una cosa, etc.”. De esta forma, poco a poco fomentar su autonomía. Para todos ellos, adolescentes incluidos, puede ser recomendable por ej. que la ropa interior esté cerca del pijama, y de ésta forma haya menos posibilidades que se le olvide.

nino-pensando

  • El tiempo de ducharse. Los niñ@s con TDAH suelen presentar dificultades en la percepción del tiempo, es por ello que necesitan de ayuda externa para controlar éste. Algunos ejemplos podrían ser; poner una canción dos veces y cuando acabe la canción debe salir de la ducha, ponerse ellos mismos el cronómetro del móvil para ver cuánto tardan e intentar poco a poco que el tiempo se reduzca, etc.
  • Usar de forma adecuada el gel o el champú. En numerosas ocasiones las familias se quejan sobre que el niñ@ usa demasiado gel, gastan los botes rápidamente, se dedica a observar cómo éste cae, etc. Una de las estrategias útiles es buscar un bote pequeño de su color o dibujo favorito, se le podrá recargar el bote cada cierto tiempo y sólo podrá usar su bote, de ésta forma se podrá controlar el uso del gel o el champú.
  • Lavarse la cabeza de forma adecuada. En ocasiones, incluso en niñas más mayores, necesitan que su mamá/papá le ayude en el lavado de la cabeza, normalmente porque se suelen dejar zonas con champú sin el correcto lavado. Una estrategia muy útil es colocar un pequeño espejo con ventosa a su altura, con el espejo delante, le será más fácil poder enjuagarse de forma correcta, fomentando su autonomía.
  • El uso de los pictogramas. En el caso de los niñ@s sobre todo más pequeños, suelen ser muy útiles los pictogramas. Plastificados y colocados en una zona visible, pueden ser útiles indicando los pasos a seguir en el baño.

Ejemplos de pictogramas:

instrucciones-efectivas

pictogramas-2-728

¿Y tú, qué trucos utilizas? 

 

Anuncios

Cómo actuar ante el bullyng desde la familia y la escuela

bullying-big

¿Qué es el bullyng?

El bullyng es el acoso físico y/o psicológico al que someten, de forma reiterada, a un alumno sus compañeros. La definición de bullyng contempla tres características; existe un desequilibro entre ambas partes, no pudiéndose defender la víctima; debe ser intencional y de forma continuada.

¿Cuáles son las personas implicadas en el bullyng?

Normalmente ante una situación de bullyng se habla de agresor y víctima, pero no son las únicas personas implicadas. Las personas involucradas en una situación de bullyng son:

  • Agresor/es: es aquella persona o grupo de personas que ejerce el acoso físico y/o psicológico sobre la víctima. Normalmente suelen tener ayudantes, o personas que animan ante la situación.
  • Víctima: es aquella persona que sufre el acoso físico y/o psicológico de forma reiterada.
  • Defensores: son aquellas personas que en algunas ocasiones defienden a la víctima.
  • Ausentes: conocen muy bien la situación, pero prefieren no actuar ante ellas.

¿Cuáles son las consecuencias para cada una de las personas implicadas?

  • Víctima: baja autoestima, fracaso escolar, inseguridad, ansiedad, depresión, etc.
  • Agresor/es: prepotencia, entienden que pueden hacer lo que quieran sin consecuencias. Es por ello que sus actuaciones pueden ser cada vez más graves. Los ayudantes y/o animadores tendrán una actitud sumisa y/o agresiva según la situación.
  • Defensores: pueden llegar a tener una actividad pasiva.
  • Ausentes: desconexión total ante las situaciones, falta de empatía.

¿Cómo poder detectarlo en casa y/o en la escuela?

  • Víctima: 
    • Evitan hablar de lo que hacen en el centro escolar, “todo está bien”.
    • Escasas habilidades sociales, no tienen muchos amigos.
    • No lo suelen tener en cuenta en cumpleaños, fiestas, etc.
    • Aislamiento social.
    • Pueden dejar de comer, o comer con ansiedad.
    • Irritabilidad, tristeza, pensamientos negativos, etc.
    • Problemas para dormir
    • Escaso rendimiento escolar.
    • No quieren acudir al centro escolar, escasa motivación por sus actividades.
    • Dolor de barriga, de cabeza, etc.
    • Aparece un bajón respecto a su rendimiento escolar, su estado de ánimo, etc.
    • Empieza a aparecer sin materiales escolares o con materiales rotos.
  • Agresor/es:
    • Suele mentir.
    • Es una persona dominante con los demás.
    • Escasa empatía.
    • Estilo autoritario y agresivo.
    • Dificultad para recibir órdenes.
    • Actitud desafiante.
  • Ausentes:
    • Saben perfectamente lo que ocurre.
    • Sabrían diferenciar de forma correcta quién es el que pega.
    • Escasa empatía.
    • Consideran que no es su obligación buscar ayuda para la víctima. No se sientes responsables.
  • Defensores:
    • Sienten angustia y malestar ante la situación.
    • Lo hablan en clase y/o la escuela.
    • Comentan sobre todo lo injusto de todo éso.

¿Cómo actuar ante el bullyng?

  • Independientemente del rol que tenga la persona, intentar tener una buena relación con él, para que de ésta forma pueda transmitirnos qué ocurre.
  • Ante posibles sospechas, ganarse la confianza de alguna de las partes implicadas para lograr saber lo que está ocurriendo.
  • Hablar. Preguntarles qué han hecho en el recreo, las entradas y salidas, qué hicieron en las vacaciones, en el fin de semana, etc.
  • Hablar del bullyng con normalidad, a través de ejemplos que ocurren en el día a día, por ej. en los dibujos animados. De ésta forma se facilitará la identificación con alguna de las partes implicadas y poder buscar una solución.

 

  • Las víctimas necesitan alguna persona que les acompañe, les de seguridad, protección y les ayude a actuar. Es por ello que tanto en casa como en la escuela es recomendable buscar amistades para ello.
  • En el caso de los agresores, es importante descubrir qué le ocurre, qué conlleva ésa situación. Necesitan ayuda, es importante enseñarle alternativas  en la resolución de problemas,  valorar las consecuencias de sus actos, así como desarrollar su empatía.
  • Es conveniente tanto en casa como en la escuela, enseñar y dar importancia a que ayudar a los más vulnerables es un acto heroico, noble, y les hace mejores personas. Además de destacar que la violencia no es la solución para los problemas.
  • En casa y en la escuela, mostrarnos como modelos positivos, no realizando burlas de otras personas.
  • En el caso de las familias, ante cualquier sospecha de bullyng deberán informar al centro. Del mismo modo, cualquier profesor/a al que se informe de dicha situación deberá tomar las medidas oportunas para que dicha situación cese.

El mayor problema del bullyng es su dificultad para detectarlo. Ante cualquier sospecha, actúa. La responsabilidad es de tod@s. Todas las partes implicadas pueden frenar la situación (víctimas, agresor/es, ausentes y defensores).

Carta de una psicóloga a tod@s los profesores/as y maestros/as de niñ@s con TDAH

como-escribir-la-carta-de-amor-perfecta

Querido maestro/a, profesor/a,

Sigue hacia delante. Sabemos que la sociedad no os valora lo suficiente. Le dedicáis numerosas horas de trabajo tanto en el centro educativo como en casa, que en muchas ocasiones no se ven recompensadas. Hacéis malabares para poder optimizar la escasez de recursos humanos y materiales que existen actualmente en las aulas. Lo sabemos, sabemos el gran esfuerzo que hacéis, aunque a veces se olvide.

Habéis elegido una profesión hermosa, enseñar. Pero no sólo enseñar los numerosos contenidos académicos, si no también algo más. Le dedicáis muchas horas diarias a vuestros alumn@s, puede que seáis las personas con las que pasan la mayor parte de su tiempo salvo sus familias.

Vuestra profesión conlleva una gran responsabilidad, la de ayudar a aprender y crear las nuevas personas del futuro. En unos años, tus alumno/as serán tú médico, tú policía, el maestro/a de tus hijo/as, etc. Ayúdales a lograr sus objetivos.

En vuestro recorrido profesional os encontraréis a nuestro/as niño/as, los niño/as con  TDAH. Son especiales, tan especiales como cada uno de vuestros/as niño/as y necesitan de vuestra ayuda.

Por favor, no dudéis de su diagnóstico si está emitido por un buen profesional, el TDAH existe. En ocasiones quizás no notéis todos sus síntomas si se encuentra medicado, ya que suele cubrir las horas en la escuela. Sí, se medican, ello no les conllevará una adicción, tendrá sus efectos secundarios como cualquier medicación. Confiad en los profesionales médicos que os encontréis.

En el caso en que notéis algunos síntomas relevantes en algún niño/a (por ej. excesivamente inquieto, problemas de autocontrol, etc.), dad la señal de alarma a los padres, así como al orientador/a del centro, cuanto más precoz sea el diagnóstico, mejor será el pronóstico. No lo dudéis, es mejor descartar algo, a que tenga una evolución negativa. No olvidaros por favor que también existen los niñ@s con TDA, pasan desapercibidos, niñ@s con una gran inatención, por favor, da la señal de alerta.

Seguramente cuando se encuentre diagnosticado el orientador/a de vuestro centro os dará unas pautas para llevar a cabo en clase, así mismo, cuando lo precise, unas adaptaciones no significativas. Sabemos que no tenéis por qué estar preparados y formados en el área, sería imposible estarlo en cada una de las dificultades del niñ@. Pero por favor, intentad llevarlas a cabo, así como consultar vuestras dudas a la asociación con TDAH más cercana, estamos para ayudaros.

Un gran número de niñ@s con TDAH se encuentran aislados en clase, no logran integrarse. Sabemos que es un esfuerzo extra, pero por favor, observarlo en la medida de lo posible en los recreos, muchos de ellos sufren bullyng, intentad realizar actividades en grupo, fomentar valores positivos, etc. Él os lo agradecerá.

La mayoría de éstos niñ@s, por no decir tod@s, tienen baja autoestima. Intentad reforzarlo siempre que podáis. Sabemos que tenéis 29 niñ@s más en el mejor de los casos, además, algunos de ellos con otras dificultades. Lo sabemos, y además que supone un esfuerzo extra.

Pero no os imagináis la sonrisa de un niñ@ cuando la profesora por fin le ha escrito algo bueno en la agenda, por fin entra en el castillo al que van sus compañeros cuando se portan bien, por fin tras muchos años llega a comprender las matemáticas por una profesora que se paró a ayudarle, por fin se entera de las clases, encuentra un amig@ de clase que le llama para salir un viernes, una profesora le ha preguntado cómo está, escucha cómo la mamá sale un día de tutorías y le han comentado cosas buenas…

Los niñ@s con TDAH dudan de su valía, en la mayoría de las veces creen que no sirven para estudiar, o no logran encontrar qué se les da bien. Gracias a vuestro esfuerzo he podido observar cómo habéis cambiado la vida de muchos ellos, y con éso me quedo. Gracias a tod@s vosotr@s que os implicáis día tras día en vuestro trabajo. Podéis cambiar la vida de las personitas que tenéis cada día.

Por favor, sigue hacia delante, no es por mí, es por ell@s.

Claves para mejorar la autoestima en los niñ@s en casa y en la escuela

superheroe-660x3752

¿Qué es la autoestima? ¿Qué es el autoconcepto?

La autoestima es la autoevaluación global y específica, positiva o negativa, de un individuo. Por ejemplo  “mis profesores piensan que soy el mejor en plástica”.

No es una entidad global y genérica, sino que están formada por diferentes áreas en las que interactúa el niño/a y de las cuales obtiene descripciones de sí mismo/a o juicios de valor.

Algunas de estas áreas serían; área escolar (el niño/a se compara los resultados académicos con el resto de la clase), área social (el niño/a valora sus relaciones sociales, así como si cumplen sus expectativas o si se siente valorado dentro del grupo de iguales), área familiar (el grado de integración en la familia y de pertenencia, así como la imagen que tienen de ellos/as), área de aspecto físico (autoevaluación de su apariencia y presencia física, así como sus competencias), área moral-ética (valorar si es correcto o no sus actuaciones, si sigue las normas o reglas prefijadas), entre otras. Según la etapa evolutiva o la importancia que cada área pueda tener para el niño/a, cada área tendrá mayor o menor peso en su autoconcepto, y por tanto en su autoestima.

La autoestima como fortaleza psicológica

La autoestima cumple una función principal en la persona, una buena autoestima es una fortaleza psicológica importante. En nuestra constante interacción con el medio, recibimos críticas negativas, fracasamos, perdemos, sufrimos, nos decepcionamos, estresamos, etc. Una buena autoestima sería la fortaleza psicológica que nos ayudaría a sobreponernos de los problemas, confiar en nuestras posibilidades y aportarnos la motivación para continuar a pesar del fracaso, seguir porque creemos en nuestras cualidades.

¿Cómo detectar que un niño/a tiene baja autoestima?

Entre las características podemos encontrar: son extremadamente críticos consigo mismos (por ej. no sirvo para nada, no me puedo equivocar nunca), son muy perfeccionistas, se autoexigen un ideal en muchas ocasiones inalcanzable, excesivo temor a equivocarse y a fracasar, muy sensibles a las críticas (ya que les afectan en demasía), necesitan el reforzamiento continuo y la aprobación por parte de los demás de forma constante. En las relaciones con los demás suelen presentar dificultades para hacer amigos, son críticos consigo mismos y con los demás, actuando de una forma en muchas ocasiones pasiva.

Claves para mejorar la autoestima en la familia

Aceptar a su hijo/a tal como es. Demuéstrale que tienes fe en él y en sus capacidades. Esto le puede animar a esforzarse más para conseguir sus objetivos.

– No realizar comparaciones con otro miembro del núcleo familiar (por ej. los hermanos). Cada hijo/a es diferente, con cualidades y defectos.

– Evitar frases que le hagan sentirse culpable, como “Me matas a disgustos” así como etiquetas de “Malos” o “Tontos”.

– Dedicarles tiempo a cada uno/a de sus hijo/as de forma independiente.

– Cuando deba reñirse, que sea de forma específica de lo que acaba de ocurrir (por ej. “no has hecho la cama”), y evitar generalizar (por ej. “eres un desastre, nunca haces la cama”).

– Reforzar sus logros y motivarles en aquello en lo que fracasan.

– Demostrarle cariño y afecto. No castigarle sin él, perder el afecto no es un castigo adecuado, le hará dudar de él mismo y que no nos merece. Usar otros castigos (por ej., sin postre de chocolate, sin televisión, sin la playstation, sin ir al parque, etc.).

– Destacar los aspectos positivos, comunicándole tu reconocimiento cuando haga las cosas bien, en lugar de comentarle lo que está mal. Es decir, no sólo reñirle cuando lo haga mal, reforzarle cuando lo haga bien, de esta forma aumentaremos esa conducta deseada.

– Felicitarle cuando está haciendo algo que esté bien o que te guste, nada más haya terminado de realizarlo. Es importante que las consecuencias, positivas o negativas sean inmediatas.

– Permítalo que asuma responsabilidades, con tareas sencillas, y a medida que crezca, se van aumentando (por ejemplo, poner la mesa, hacer la cama, encargarse de la mascota, etc.) y reforzarle.

– Potenciar situaciones de interacción con otros niños/as (por ej. ir a parques, plazas, etc.), las relaciones sociales son una parte muy importante en la autoestima de los niños/as.

– Anímale cuando se enfrente a cuestiones que le resultan complicadas, cree en él.

– Ayúdale a comprender que cualquiera puede cometer errores y que lo importante es aprender de ellos. Ya que no siempre conllevan una consecuencia negativa.

– Organiza actividades en equipo en casa, fomentando su participación.

– Hacerles ver con acciones, no sólo con palabras, que les queremos.

– Cumplir las promesas.

Claves para mejorar la autoestima en la escuela

– Evitar las comparaciones con sus iguales.

– Favorecer el trabajo cooperativo.

– Reforzar en público y en privado.

– Evitar relacionar la valía personal con la  conducta disruptiva.

– Realizar las correcciones en privado.

– Ofrecer oportunidades de éxito.

– Hacerle sentir aceptado y perteneciente a su grupo clase.

– Déjale que asuma responsabilidades, partiendo de tareas sencillas y a medida que aumente su capacidad, se va aumentando su grado de responsabilidad. Por ejemplo, coordinar un grupo, ir a por folios, repartir unas actividades, hacer recados, etc.

– Intentar enseñarle a aprender de los errores, y observar el lado positivo que es mejorar.

– Centrarse en el proceso de aprendizaje más que en la meta. Reforzarle por cada paso que finalice de forma exitosa en una misma tarea.

– Coordinarse con la familia y compartir con ella los logros y acciones por mejorar.

– Permítale que exprese su opinión y sentimientos en situaciones de conflicto o agradables, haciéndole partícipe de la toma de decisiones y reforzando su capacidad para solucionar problemas.

Enséñale a creer en sí mism@, así podrá llegar tan lejos como se lo proponga

Actividades extraescolares recomendadas para niñ@s con TDAH

Con el inicio del curso surgen las dudas entre los padres ¿apuntamos a nuestr@ hij@ a una actividad extraescolar? ¿cuál le vendría mejor?

00000000000000000397

No hay una actividad mejor que otra, LO MÁS IMPORTANTE ES QUE LE GUSTE AL NIÑ@. Además, hay que aceptar que por lo general esa motivación no suele durar mucho tiempo y se cansa de la actividad, por lo que debe comprometerse durante un período de tiempo (por ej. un trimestre o el curso), y pasado éste si lo considera, dejarlo.

¿Qué características deben tener las actividades extraescolares que elijamos?

Todo dependerá de las características del niñ@, siempre con la intención de poder compensar las dificultades que puedan tener, y que además se convierta en una actividad reforzante, es decir, que no suponga una frustración tras otra.

Si el niñ@ ES MUY INQUIETO (características muy destacables de la hiperactividad), debemos buscar una actividad en la que desfogue (por ej. fútbol, natación, atletismo, zumba, etc.). Pero además de poder descargar ésa energía, debe canalizarla e forma adecuada, por lo que serán recomendable actividades con unas normas concretas que haya que cumplir.

Si el niñ@ presenta ESCASAS HABILIDADES SOCIALES, característica muy común en los niñ@s con TDAH, es recomendable actividades extraescolares que sean grupales (por ej. fútbol, zumba, baloncesto, etc.). En chicos más mayores una actividad adecuada para dicho fin son las asociaciones, centros juveniles, casa de la juventud, etc. (tanto religiosos como no), que facilita las interacciones con chic@s de su edad.

Una de las actividades entre niñ@s y jóvenes más populares es los SCOUTS, existen grupos tanto católicos como no. A partir de éstos grupos se trabajan valores, aceptar normas, la amistad, etc., muy importantes para éstos niñ@s.

Otro aspecto importante es que muchos de éstos niñ@s suelen quedarse sólos en el recreo, no encajando bien en las actividades del grupo, fomentando su aislamiento. Es por ello que es recomendable realizar una actividad extraescolar relacionada con lo que jueguen en el recreo (por ej. baloncesto o fútbol), ello le dará mayor seguridad y podrá integrarse mejor. Asimismo, puede encargarse él de llevar la pelota, así siempre contarán con él.

Si el niñ@ y/o adolescente presenta FALTA DE HÁBITOS BÁSICOS DE AUTONOMÍA, es recomendable por un lado, enseñar en casa dichos hábitos, y por otro poder ponerlos a prueba en diferentes campamentos, momentos ideales para ello puede ser navidad, semana santa o verano, pudiendo coincidir como reforzador para las notas.

Un porcentaje de niñ@s con TDAH presentan  DIFICULTADES EN LA PSICOMOTRICIDAD FINA Y/O GRUESA, es por ello que pueden ser muy adecuadas actividades extraescolares enfocadas a la mejora de la psicomotricidad (por ej. uso de la bicicleta, fútbol, pádel, manualidades, tocar algún instrumento, etc.). Hay que tener en cuenta que el grupo debe ser heterógeneo, por lo que aunque al principio les cueste trabajo, no suponga una frustración continúa.

Otra de las dificultades frecuentes es la BAJA TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN, es por ello que cualquier actividad extraescolar que suponga éxitos y fracasos, valorando el esfuerzo será adecuada (por ej. el baloncesto, el fútbol, etc.). Además, las actividades grupales suponen diluir las responsabilidades, por lo que el sentimiento de ineficacia es menor.

Los PROBLEMAS DE AUTOCONTROL también suponen una dificultad importante en éstos niñ@s. Normalmente suelen estar relacionados con situaciones de frustración, por lo que las actividades anteriores pueden ser muy adecuadas. Por otro lado, atendemos familias en los que sus hij@s acuden a Karate, Judo y actividades de ése tipo, pueden ser muy adecuadas siempre que el niñ@ tenga muy claro el momento en el que se debe utilizar. Hay que ser prudente porque pueden usarlo en otras situaciones que no debería, por ej. con la hermana en casa.

Para los niñ@s que además del TDAH, tengan A.A.C.C., hay que buscar actividades que le supongan un reto y una motivación extra, ya que suelen aburrirse con facilidad, además que pueda desarrollar su creatividad. Actividades extraescolares adecuadas pueden ser manualidades, pintura, robótica, etc.

¿Qué hora es la más adecuada para las actividades extraescolares?

Lo ideal sería a última hora de la tarde, ya que pueda ser utilizada como reforzador cuando ha realizado todos los deberes de forma adecuada, y ha finalizado sus obligaciones.

¿Por qué son tan importantes las actividades extraescolares?

Hay que partir de la idea de que los niñ@s con TDAH  suelen tener baja autoestima. La autoestima está formada por diferentes ámbitos (académico, social, familiar, etc.), que en muchos casos suele suponer para éstos niñ@s fracasos y quejas continúas por parte de su entorno. Las actividades extraescolares suponen ALGO MÁS, algo que realmente les gusta, algo que hacen porque quieren y que además se les va a dar bien, por lo que puede suponer un aumento de su autoestima, además de todas las ventajas ante sus dificultades antes citadas.

¿Deberían acudir a grupos de niñ@s específicos con TDAH o grupos con niñ@s sin dificultades?

En mi opinión, siempre que sea posible su integración, deberán acudir a actividades extraescolares con niñ@s sin dificultades. Vivimos en una sociedad heterogénea y ellos deben aprender a vivir en ella.

Por otro lado, considero que en los casos que se precise, es necesario que el monitor/a de la actividad esté formado o se le proporcione por parte de un profesional las pautas adecuadas para llevar a cabo con el niñ@ con TDAH. A las familias que nosotros atendemos, le enviamos una carta al monitor/a que lo precise, con las pautas relevantes a tener en cuenta con el niñ@, adaptándolo a  las necesidades de éste.

No lo olvides, lo difícil es averiguar qué le gusta, pero cuando lo descubra, podrá ser tan buen@ en ello como se lo proponga