Carta dirigida a los niñ@s y papás/mamás que hoy viven la vuelta al colegio

Ayer hubo llantos y nervios, también los hay hoy. Muchos niñ@s comienzan hoy la vuelta al colegio. Muchos niñ@s están asustados, los padres también. Habrá cambios, puede que nuevos compañeros, profesor, clase, etc. Comienza un nuevo curso con mayores dificultades.

Pero no estáis solos. Hoy cuando entréis por las puertas de vuestro cole, estará el conserje, la/el maestro/a, el jefe de estudios, el monitor, etc., todo el equipo docente está ahí esperando, llevan días preparando vuestra llegada. Cuando salgáis, estarán junto a la cancela vuestros padres, aquellos papás y mamás que se llevaron toda la mañana pensando en vosotros.

Hoy comienza un nuevo viaje. Un viaje aún más intenso para los niñ@s con capacidades diferentes. El curso comienza con el temor de sus papás, ¿con qué niño/a le tocará? ¿sabrá el nuevo profesor de él? ¿para cuándo tutorías? ¿con quién estará en el recreo? Hoy es un día de miedos, pero también es un comienzo, una nueva oportunidad. Va a ir bien. Y si la cosa se tuerce, sabéis que estaréis ahí.

Papás, confiad en vuestros hijo/as, creed en su potencial, si ustedes no lo hacéis nadie lo hará. Maestros y equipo docente, conoced a nuestros alumn@s, acompañarlos en su camino hacia el aprendizaje, en vuestras manos están los futuros médicos, abogados, albañiles, peluqueros, etc. Cargad sus mochilas de momentos únicos y especiales durante este curso que nos espera. Gracias por vuestros trabajo.

Bienvenid@s al colegio,

“Aunque sientas miedo y nervios, lo que haces hoy, puede que mañana se convierta en el mayor logro de tu vida”.

la-vuelta-al-cole 

Anuncios

¿A qué edad le compro un móvil?

La sociedad ha cambiado, vivimos en la era de la comunicación. Tod@s usamos un móvil; accedemos a Internet, publicamos imágenes en las redes sociales, escribimos por Whassup, nos sentimos auténticos fotógrafos, compartimos imágenes, etc.

Los niños disponen de teléfono móvil desde edades muy tempranas: en España, la edad media de inicio en la telefonía móvil se sitúa en los 12 años. El móvil supone una ventana abierta hacia un mundo infinito. ¿Está un niño/a de 12 años preparado para tener un móvil? 

¿Cuál es la edad idónea para tener móvil?

La pregunta que debemos cuestionarnos es, ¿necesita un móvil?. Considero que no es cuestión de edad, si no de necesidad. En ocasiones el móvil puede ser muy útil, por ej. cuando está fuera, tiene algún problema y necesitamos contactar con él y localizarlo. Pero dichas situaciones de necesidad no son las 24 h. al día. Es por ello conveniente que según sus necesidades dispongan de un móvil, pero con moderación, dentro de unos horarios. No necesitan el móvil a todas horas. Es mejor y más fácil comenzar la llegada del móvil con unos horarios, a intentar implantar dichos horarios cuando el chico/a se lleva mirando el móvil a todas horas.

 

Consejos útiles para el uso correcto del móvil

  • En un principio compartir el teléfono familiar  para poder supervisar un uso adecuado del móvil.
  • Aumentar en la medida de lo posible la edad del primer móvil propio (preferiblemente no antes de los 13 años)
  • Cuando llegue el móvil propio, realizar negociaciones y pactos con el hijo/a sobre su uso adecuado y horarios.
  • Enseñar con el ejemplo a desconectarlo en lugares que no sea apropiado su uso (por ej. lugares públicos, charlas, comidas familiares, etc.)
  • Limitar o regular el acceso a Internet, pudiéndose realizar a través de la operadora de su compañía de teléfono móvil.

Recursos interesantes:

La web http://www.pantallasamigas.net/  es una iniciativa para la promoción del uso seguro y saludable de las nuevas tecnologías, en su página web podrás encontrar información útil, así como en su canal de youtube https://www.youtube.com/user/pantallasamigas podrás encontrar numerosos vídeos adaptados para diferentes edades en los que se explican situaciones problemáticas que pueden ocurrir con el uso inadecuado del móvil.

 

TDAH en las series y el cine

El TDAH es una discapacidad invisible, pero cada vez se le otorga mayor visibilidad a través de los medios de comunicación.

PELÍCULAS en las que aparece el TDAH:

  • MOMMY (2014)

Una mujer viuda trata de educar a su hijo adolescente con TDAH. Para dicho adolescente sus síntomas se agravarán a consecuencia de la muerte de su padre. Película canadiense dirigida por Xavier  Dolan.

Mommy-323667551-large

 

 

mommy

  • PERCY JACKSON Y EL LADRÓN DEL RAYO (2010)

Percy lo dice en la propia película “no creo que sirva, soy hiperactivo y con dislexia…”, asimismo, luchará contra los dioses. ¿Ganará? Una lección de superación, trabajo en equipo, etc. Sus dificultades se convertirán en fortalezas.

Percy-Jackson

 

 

SERIES en las que aparece el TDAH:

  • LOS SIMPSONS:

La serie estadounidense de comedia ha tratado en algún capítulo sobre el TDAH de Bart Simpson el cual presenta numerosas características de dicho trastorno: inquietud, inatención, impulsividad, etc.

Focusyn

maxresdefault

  • MODERN FAMILY

En la familia Dunphy hay varios personajes que tienen características del TDAH, tanto Philip como su hijo Lucas se muestran inatentos, despistados, etc. Incluso en uno de los episodios acuden al psicólogo para valoración.

The-Dunphy-Family-modern-family-8304123-480-640

 

 

 

 

 

  • DANIEL EL TRAVIESO

Daniel el travieso muestra numerosos aspectos del TDAH; inquietud, travieso, etc., metiéndose en líos constantemente.

hqdefault

 

¿Conoces alguna serie y/o película en la que se trate el TDAH? Escribe y compártela con nosotr@s  

 

Claves para mejorar la autoestima en los niñ@s en casa y en la escuela

superheroe-660x3752

¿Qué es la autoestima? ¿Qué es el autoconcepto?

La autoestima es la autoevaluación global y específica, positiva o negativa, de un individuo. Por ejemplo  “mis profesores piensan que soy el mejor en plástica”.

No es una entidad global y genérica, sino que están formada por diferentes áreas en las que interactúa el niño/a y de las cuales obtiene descripciones de sí mismo/a o juicios de valor.

Algunas de estas áreas serían; área escolar (el niño/a se compara los resultados académicos con el resto de la clase), área social (el niño/a valora sus relaciones sociales, así como si cumplen sus expectativas o si se siente valorado dentro del grupo de iguales), área familiar (el grado de integración en la familia y de pertenencia, así como la imagen que tienen de ellos/as), área de aspecto físico (autoevaluación de su apariencia y presencia física, así como sus competencias), área moral-ética (valorar si es correcto o no sus actuaciones, si sigue las normas o reglas prefijadas), entre otras. Según la etapa evolutiva o la importancia que cada área pueda tener para el niño/a, cada área tendrá mayor o menor peso en su autoconcepto, y por tanto en su autoestima.

La autoestima como fortaleza psicológica

La autoestima cumple una función principal en la persona, una buena autoestima es una fortaleza psicológica importante. En nuestra constante interacción con el medio, recibimos críticas negativas, fracasamos, perdemos, sufrimos, nos decepcionamos, estresamos, etc. Una buena autoestima sería la fortaleza psicológica que nos ayudaría a sobreponernos de los problemas, confiar en nuestras posibilidades y aportarnos la motivación para continuar a pesar del fracaso, seguir porque creemos en nuestras cualidades.

¿Cómo detectar que un niño/a tiene baja autoestima?

Entre las características podemos encontrar: son extremadamente críticos consigo mismos (por ej. no sirvo para nada, no me puedo equivocar nunca), son muy perfeccionistas, se autoexigen un ideal en muchas ocasiones inalcanzable, excesivo temor a equivocarse y a fracasar, muy sensibles a las críticas (ya que les afectan en demasía), necesitan el reforzamiento continuo y la aprobación por parte de los demás de forma constante. En las relaciones con los demás suelen presentar dificultades para hacer amigos, son críticos consigo mismos y con los demás, actuando de una forma en muchas ocasiones pasiva.

Claves para mejorar la autoestima en la familia

Aceptar a su hijo/a tal como es. Demuéstrale que tienes fe en él y en sus capacidades. Esto le puede animar a esforzarse más para conseguir sus objetivos.

– No realizar comparaciones con otro miembro del núcleo familiar (por ej. los hermanos). Cada hijo/a es diferente, con cualidades y defectos.

– Evitar frases que le hagan sentirse culpable, como “Me matas a disgustos” así como etiquetas de “Malos” o “Tontos”.

– Dedicarles tiempo a cada uno/a de sus hijo/as de forma independiente.

– Cuando deba reñirse, que sea de forma específica de lo que acaba de ocurrir (por ej. “no has hecho la cama”), y evitar generalizar (por ej. “eres un desastre, nunca haces la cama”).

– Reforzar sus logros y motivarles en aquello en lo que fracasan.

– Demostrarle cariño y afecto. No castigarle sin él, perder el afecto no es un castigo adecuado, le hará dudar de él mismo y que no nos merece. Usar otros castigos (por ej., sin postre de chocolate, sin televisión, sin la playstation, sin ir al parque, etc.).

– Destacar los aspectos positivos, comunicándole tu reconocimiento cuando haga las cosas bien, en lugar de comentarle lo que está mal. Es decir, no sólo reñirle cuando lo haga mal, reforzarle cuando lo haga bien, de esta forma aumentaremos esa conducta deseada.

– Felicitarle cuando está haciendo algo que esté bien o que te guste, nada más haya terminado de realizarlo. Es importante que las consecuencias, positivas o negativas sean inmediatas.

– Permítalo que asuma responsabilidades, con tareas sencillas, y a medida que crezca, se van aumentando (por ejemplo, poner la mesa, hacer la cama, encargarse de la mascota, etc.) y reforzarle.

– Potenciar situaciones de interacción con otros niños/as (por ej. ir a parques, plazas, etc.), las relaciones sociales son una parte muy importante en la autoestima de los niños/as.

– Anímale cuando se enfrente a cuestiones que le resultan complicadas, cree en él.

– Ayúdale a comprender que cualquiera puede cometer errores y que lo importante es aprender de ellos. Ya que no siempre conllevan una consecuencia negativa.

– Organiza actividades en equipo en casa, fomentando su participación.

– Hacerles ver con acciones, no sólo con palabras, que les queremos.

– Cumplir las promesas.

Claves para mejorar la autoestima en la escuela

– Evitar las comparaciones con sus iguales.

– Favorecer el trabajo cooperativo.

– Reforzar en público y en privado.

– Evitar relacionar la valía personal con la  conducta disruptiva.

– Realizar las correcciones en privado.

– Ofrecer oportunidades de éxito.

– Hacerle sentir aceptado y perteneciente a su grupo clase.

– Déjale que asuma responsabilidades, partiendo de tareas sencillas y a medida que aumente su capacidad, se va aumentando su grado de responsabilidad. Por ejemplo, coordinar un grupo, ir a por folios, repartir unas actividades, hacer recados, etc.

– Intentar enseñarle a aprender de los errores, y observar el lado positivo que es mejorar.

– Centrarse en el proceso de aprendizaje más que en la meta. Reforzarle por cada paso que finalice de forma exitosa en una misma tarea.

– Coordinarse con la familia y compartir con ella los logros y acciones por mejorar.

– Permítale que exprese su opinión y sentimientos en situaciones de conflicto o agradables, haciéndole partícipe de la toma de decisiones y reforzando su capacidad para solucionar problemas.

Enséñale a creer en sí mism@, así podrá llegar tan lejos como se lo proponga

Actividades extraescolares recomendadas para niñ@s con TDAH

Con el inicio del curso surgen las dudas entre los padres ¿apuntamos a nuestr@ hij@ a una actividad extraescolar? ¿cuál le vendría mejor?

00000000000000000397

No hay una actividad mejor que otra, LO MÁS IMPORTANTE ES QUE LE GUSTE AL NIÑ@. Además, hay que aceptar que por lo general esa motivación no suele durar mucho tiempo y se cansa de la actividad, por lo que debe comprometerse durante un período de tiempo (por ej. un trimestre o el curso), y pasado éste si lo considera, dejarlo.

¿Qué características deben tener las actividades extraescolares que elijamos?

Todo dependerá de las características del niñ@, siempre con la intención de poder compensar las dificultades que puedan tener, y que además se convierta en una actividad reforzante, es decir, que no suponga una frustración tras otra.

Si el niñ@ ES MUY INQUIETO (características muy destacables de la hiperactividad), debemos buscar una actividad en la que desfogue (por ej. fútbol, natación, atletismo, zumba, etc.). Pero además de poder descargar ésa energía, debe canalizarla e forma adecuada, por lo que serán recomendable actividades con unas normas concretas que haya que cumplir.

Si el niñ@ presenta ESCASAS HABILIDADES SOCIALES, característica muy común en los niñ@s con TDAH, es recomendable actividades extraescolares que sean grupales (por ej. fútbol, zumba, baloncesto, etc.). En chicos más mayores una actividad adecuada para dicho fin son las asociaciones, centros juveniles, casa de la juventud, etc. (tanto religiosos como no), que facilita las interacciones con chic@s de su edad.

Una de las actividades entre niñ@s y jóvenes más populares es los SCOUTS, existen grupos tanto católicos como no. A partir de éstos grupos se trabajan valores, aceptar normas, la amistad, etc., muy importantes para éstos niñ@s.

Otro aspecto importante es que muchos de éstos niñ@s suelen quedarse sólos en el recreo, no encajando bien en las actividades del grupo, fomentando su aislamiento. Es por ello que es recomendable realizar una actividad extraescolar relacionada con lo que jueguen en el recreo (por ej. baloncesto o fútbol), ello le dará mayor seguridad y podrá integrarse mejor. Asimismo, puede encargarse él de llevar la pelota, así siempre contarán con él.

Si el niñ@ y/o adolescente presenta FALTA DE HÁBITOS BÁSICOS DE AUTONOMÍA, es recomendable por un lado, enseñar en casa dichos hábitos, y por otro poder ponerlos a prueba en diferentes campamentos, momentos ideales para ello puede ser navidad, semana santa o verano, pudiendo coincidir como reforzador para las notas.

Un porcentaje de niñ@s con TDAH presentan  DIFICULTADES EN LA PSICOMOTRICIDAD FINA Y/O GRUESA, es por ello que pueden ser muy adecuadas actividades extraescolares enfocadas a la mejora de la psicomotricidad (por ej. uso de la bicicleta, fútbol, pádel, manualidades, tocar algún instrumento, etc.). Hay que tener en cuenta que el grupo debe ser heterógeneo, por lo que aunque al principio les cueste trabajo, no suponga una frustración continúa.

Otra de las dificultades frecuentes es la BAJA TOLERANCIA A LA FRUSTRACIÓN, es por ello que cualquier actividad extraescolar que suponga éxitos y fracasos, valorando el esfuerzo será adecuada (por ej. el baloncesto, el fútbol, etc.). Además, las actividades grupales suponen diluir las responsabilidades, por lo que el sentimiento de ineficacia es menor.

Los PROBLEMAS DE AUTOCONTROL también suponen una dificultad importante en éstos niñ@s. Normalmente suelen estar relacionados con situaciones de frustración, por lo que las actividades anteriores pueden ser muy adecuadas. Por otro lado, atendemos familias en los que sus hij@s acuden a Karate, Judo y actividades de ése tipo, pueden ser muy adecuadas siempre que el niñ@ tenga muy claro el momento en el que se debe utilizar. Hay que ser prudente porque pueden usarlo en otras situaciones que no debería, por ej. con la hermana en casa.

Para los niñ@s que además del TDAH, tengan A.A.C.C., hay que buscar actividades que le supongan un reto y una motivación extra, ya que suelen aburrirse con facilidad, además que pueda desarrollar su creatividad. Actividades extraescolares adecuadas pueden ser manualidades, pintura, robótica, etc.

¿Qué hora es la más adecuada para las actividades extraescolares?

Lo ideal sería a última hora de la tarde, ya que pueda ser utilizada como reforzador cuando ha realizado todos los deberes de forma adecuada, y ha finalizado sus obligaciones.

¿Por qué son tan importantes las actividades extraescolares?

Hay que partir de la idea de que los niñ@s con TDAH  suelen tener baja autoestima. La autoestima está formada por diferentes ámbitos (académico, social, familiar, etc.), que en muchos casos suele suponer para éstos niñ@s fracasos y quejas continúas por parte de su entorno. Las actividades extraescolares suponen ALGO MÁS, algo que realmente les gusta, algo que hacen porque quieren y que además se les va a dar bien, por lo que puede suponer un aumento de su autoestima, además de todas las ventajas ante sus dificultades antes citadas.

¿Deberían acudir a grupos de niñ@s específicos con TDAH o grupos con niñ@s sin dificultades?

En mi opinión, siempre que sea posible su integración, deberán acudir a actividades extraescolares con niñ@s sin dificultades. Vivimos en una sociedad heterogénea y ellos deben aprender a vivir en ella.

Por otro lado, considero que en los casos que se precise, es necesario que el monitor/a de la actividad esté formado o se le proporcione por parte de un profesional las pautas adecuadas para llevar a cabo con el niñ@ con TDAH. A las familias que nosotros atendemos, le enviamos una carta al monitor/a que lo precise, con las pautas relevantes a tener en cuenta con el niñ@, adaptándolo a  las necesidades de éste.

No lo olvides, lo difícil es averiguar qué le gusta, pero cuando lo descubra, podrá ser tan buen@ en ello como se lo proponga